“El lugar era un conjunto esplendoroso de colores otoñales con gavillas de lirios de varias tonalidades. Él recordaba muy bien el momento en que los habían plantado esperando esta
época para revelaran su color. Rosas tardías trepaban y colgaban, y el obscuro sol daba mayor intensidad al amarillo de los árboles. Parecía la bóveda de un templo dorado.”

Fragmento de “El jardín secreto” (Frances Hodgson Burnett)